Técnicas de relajación

 

🌏TÉCNICA/EJERCICIO DE RELAJACIÓN – RESPIRACIÓN ABDOMINAL [ideal para la ANSIEDAD]

‣Como vimos en nuestro último artículo de la sección ‘Aprende más sobre’, la ansiedad tiene 3 partes, la experiencia emocional desagradable, los cambios físicos que se dan en el cuerpo y el componente ‘motor’, es decir, nuestro comportamiento.
‣El ejercicio de relajación que vamos a aprender hoy influye sobre la reacción fisiológica de nuestro cuerpo. Cuando sentimos ansiedad aumenta la actividad de nuestro sistema nervioso simpático que es el encargado de regular las respuestas corporales de activación. Cuando este sistema se pone en marcha, se producen cambios en nuestro cuerpo como el aumento de la frecuencia cardiaca y la aceleración de la respiración (entre otras cosas).
‣ [Aprende a respirar]- La respiración diafragmática consiste en respirar de forma profunda llevando el aire a la parte baja de los pulmones donde se encuentra el diafragma. La zona baja de los pulmones es la que tiene mayor capacidad, por lo que cuando respiramos utilizando el diafragma introducimos más aire en los pulmones. Cuando el diafragma baja para que entre el aire, empuja hacia fuera los músculos del abdomen, por eso a esta respiración también se le llama respiración abdominal.
‣El principal beneficio es que se activa el sistema nervioso parasimpático que es el encargado de devolver al cuerpo a un estado de equilibrio. De esta manera se ‘da la vuelta’ a los procesos que se han puesto en marcha con la activación del sistema simpático. Nuestra frecuencia cardiaca disminuye, baja la presión sanguínea, se ralentiza la respiración lo que aumenta el oxígeno en sangre y se ‘alivia’ la sensación de ‘malestar’ que acompaña a la ansiedad.

🔆EJERCICIO:
‣Ponemos el vídeo en marcha (nos vamos a ayudar de los sonidos y las imágenes para relajarnos).
‣Nos colocamos sentados con la espalda recta en una postura en la que estemos cómodos.
‣Colocamos una mano sobre el abdomen y la otra sobre el pecho, realizamos varias respiraciones normales tratando de prestar atención a la respiración.
‣Empezamos con la respiración profunda, es importante saber que no debemos forzarnos, debemos respirar más profundo que nuestra respiración normal pero sin sentir molestias.
‣Inspiramos por la nariz durante 2 segundos. Tenemos que notar que la mano que tenemos en el abdomen se mueve mientras que la que tenemos sobre el pecho apenas lo hace.
‣ Aguantamos el aire un par de segundos y soltamos lentamente por la boca notando como la mano que tenemos en el vientre baja poco a poco.
‣Volvemos a empezar
‣Es normal nada más comenzar el ejercicio que te pongas nervioso o te distraigas. Si te pasa, simplemente vuelve a prestar atención a la respiración y continúa.
‣Pasados unos minutos el ejercicio te resultará más fácil y empezaras a notar como te relajas.
‣La duración del ejercicio puede variar en función de cómo te encuentres cada día, tu nivel de ansiedad o la práctica que tengas realizándolo. Te recomendamos que vayas de menos a más.

Esperamos que con este ejercicio puedas calmar la ansiedad e incluso acabar con ella definitivamente.

Ahora relájate y disfruta.